Tránsito Dominicano: nueva ley propone modificación integral

por | noviembre 10, 2016

La ley del tránsito dominicano sería reformada de forma integral, conforme a un proyecto de ley que se encuentra actualmente en el Congreso.

Nos entusiasma cambios positivos, en adición a la instalación de las cámaras de seguridad que desde ya han producido una campaña de prevención vial muy interesante, las cuales hemos visto en las redes sociales en las últimas semanas.

La ley actual de tránsito dominicano cumplirá 49 años en el próximo mes de diciembre, por lo que resulta inefectiva para la realidad de nuestras calles, la evolución cultural y cambios sociales de nuestro sistema de tránsito, amén de que dicha ley es poco aplicada tanto por los ciudadanos como por las autoridades.

En el Congreso Dominicano existe un proyecto de ley de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, en espera ser aprobado.

En caso de que dicgo proyecto sea promulgado, se deberá crear el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), el cual se encargaría de hacer cumplir la ley. Esta nueva entidad sustituirá la Dirección General de Tránsito Terrestre (DGTT).

El proyecto de ley sobre tránsito dominicano también recomienda la disolución de la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT); el Consejo para la Administración y Regulación de Taxis (CART); y la Caja de Pensiones y Jubilaciones para los choferes del transporte público. Esta última pasaría al Sistema Dominicano de Seguridad Social. Mientras que el Fondo de Desarrollo del Transporte Terrestre (FONDET) formaría parte al INTRANT como Departamento de Planificación, Desarrollo e Inversión. Se diluiría la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) y la Autoridad Metropolitana de Transporte de Santiago (AMETRASAN), las cuales pasarían a ser parte de la DIGESETT.

El nuevo instituto estaría encabezado por un Director Ejecutivo, y pasarían a formar parte de éste, los equipos, bienes muebles e inmuebles, derechos, registros, personal, créditos, obligaciones, presupuestos de las instituciones, oficinas y departamentos mencionados, y transferir sus registros y datos electrónicos al INTRANT.

En cuanto a las reglas aplicables al tránsito dominicano, algunas de las novedades que traería la nueva ley, de ser aprobada, serían las siguientes:

  • Se establecería un sistema de puntos para los conductores, otorgándose a cada conductor 20 puntos junto a su licencia, a ser reducidos en caso de violaciones a las reglas del tránsito dominicano. Al agotar los puntos, la licencia quedará suspendida.
  • Se limitaría a 4 pasajeros en vehículos livianos del transporte público (actualmente se transportan 6 personas), a cuya violación se aplicaría una multa de 1 a 3 salarios mínimos (del sector público centralizado) y reducción de puntos
  • Se limitaría el color de las guaguas de transporte escolar a un color único y se establecería particular una licencia para tal transporte
  • Se limitaría la edad de pasajeros de motocicletas a no menores de 8 años de edad
  • Se ordenará el establecimiento y uso de ciclo vías para los ciclistas
  • Se limitaría el uso de las bocinas para casos en que se pueda justificar (evitar accidentes) y en caso de violación aplicaría multa del 50% de un salario mínimo del sector público más reducción de puntos.
  • Se regularía el retiro paulatino de vehículos chatarra

Este proyecto de ley para reformar el tránsito dominicano suena muy prometedor. Su eficiencia dependerá del interés en aplicarla que tengan nuestras autoridades.

Deja un comentario