Normas de protección al consumidor aplicables a promociones y ofertas

por | octubre 15, 2016

Las normas de Protección al Consumidor no solo aplican a la calidad y estándares de los productos puestos en el mercado dominicano; también aplican a la promoción, publicidad y ofertas.

La Ley General de Protección al Consumidor (No. 358-05) establece los lineamientos generales sobre la publicidad y las condiciones de las ofertas de productos o servicios, cualesquiera que sean los medios empleados para su promoción, las cuales deberán ser compatibles con las disposiciones que prohíben la competencia desleal, el dolo y el engaño.

En ese orden, la referida Ley de protección al consumidor dispone que toda publicidad y/u oferta está sujeta a las siguientes condiciones mínimas:

1. Cuando exista cualquier promoción u oferta, debe informarse las bases de dicha promoción u oferta y el tiempo de duración. El precio de la promoción u oferta debe incluirse el precio total del producto incluyendo los impuestos aplicables.

2. Se debe evitar toda oferta y publicidad que cause o pueda causar inexactitud o que pueda inducir al consumidor a engaño, error o confusión acerca de las características, el precio y las condiciones de compra o venta del producto o servicio ofertado o publicitado.

3. Cuando existan ofertas especiales que oferte productos o servicios a precios rebajados o las que ofrezcan incentivos tales como “obsequios”, “regalos”, “primas” o similares, deben contener la fecha precisa de su inicio y finalización, así como la cantidad disponible de los artículos que se ofrecen. El uso de la frase “hasta agotar existencia” se debe acompañar de una referencia a la cantidad y calidad de los productos o servicios.

4. Cuando la oferta se refiera a productos usados, reconstruidos, deficientes o imperfectos, debe indicarse en forma precisa y notoria.

5. La tienda es responsable frente a los terceros de la veracidad de la publicación de promociones u ofertas.

6. En el documento de venta o factura, debe hacerse constar siempre:

a.La descripción del bien vendido
b.La fecha de la operación y el número de la transacción u orden
c.El nombre, RNC y la dirección de la tienda o del vendedor
d.Si el vendedor no es el importador o no es el fabricante del bien, debe indicarse la identidad del fabricante y/o importador
e.Los términos de la garantía aplicable
f.Las condiciones de entrega, si aplica
g.El precio unitario o total y la parte correspondiente a impuestos, y las condiciones de pago
h.Si se incluye cualquier otro elemento distinto a los anteriores, debe ponerse en letras destacadas.

7.La factura o documento de venta debe ser en español, por lo menos (o sea que además del español puede incluir otros idiomas) y el contenido de la factura no puede remitir a documentos que no son entregados al consumidor previa o simultáneamente.

8. Está prohibido presentar una propuesta al consumidor y asumir su silencio como aceptación cuando esto genere un cargo automático en cualquier sistema de débito o crédito.

El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor, PRO CONSUMIDOR, es el organismo estatal creado mediante la Ley General de Protección de los Derechos del Consumidor o Usuario (358-05), con el objetivo de establecer y reglamentar las políticas, normas y procedimientos necesarios para la protección efectiva de los derechos de los consumidores en la República Dominicana.

Deja un comentario