Pensión alimentaria o manutención de menores

por | agosto 24, 2016

La pensión alimentaria o manutención de menores es un tema que en la República Dominicana provoca muchas cuestionantes y confusiones, a la vez de que se ha convertido en un arma de ofensa y defensa entre las ex parejas con hijos en común.

La figura de la pensión alimentaria se encuentra establecida en la Ley 136-03 (Código del Menor) y tiene como fin garantizar la protección de los menores de edad procurando que obtengan de sus padres o tutores lo necesario para subsistir de forma adecuada, mediante la protección de éste derecho y consiste en la cantidad de dinero que el padre o madre que no tiene la custodia del menor viene obligado(a) por ley a pagarles para su manutención

El término “alimentos” incluye todo lo que es indispensable para el sustento del menor, es decir, comida, vivienda, vestimenta, asistencia médica, educación, etc., necesarios para el sustento del menor.

Esta obligación de pensión alimentaria puede ser impuesta por la sentencia de separación o divorcio que se dicte tras la tramitación del procedimiento de divorcio correspondiente, y en ella se fija la persona que está obligada a satisfacerlos, su cuantía así como las bases para su actualización, el periodo y la forma de pago.  En ese sentido el Código del Menor vigente establece que:

Las sentencias de divorcios que fijen pensiones alimentarias tendrán la misma fuerza que aquéllas que dicten los jueces de paz o de niños, niñas y adolescentes, en sus respectivas competencias, con motivo de una reclamación expresa de manutención.

También puede solicitarse el aumento o reducción o cambio en la forma de prestar la pensión alimenticia.

También las partes pueden suscribir un acuerdo amigable al respecto en cualquier momento, particularmente recomendable en los casos en que no hay lugar a una sentencia de separación o divorcio, como es el caso de las uniones libres.

En la práctica, generalmente la demanda en pensión alimentaria la hace por separado o de forma independiente aquel que detente la guarda y el cuidado del menor ante la jurisdicción correspondiente en los casos en el que el padre o la madre haya incumplido con la obligación.

Este procedimiento inicia con una conciliación entre las partes por ante la fiscalía del Juzgado de Paz del Municipio donde resida el menor al cual, si la persona obligada a suministrar la manutención al menor no comparece a la cita o si no se llega a un acuerdo o se incumpliere la conciliación, entonces la parte interesada podrá apoderar al tribunal competente para presentar la demanda.

No existe una suma pre-establecida ni una tabla de precios. Todo depende del estilo de vida de cada familia y los ingresos de los padres. Al momento de imponer una pensión alimentaria o de manutención, los jueces evalúan la solvencia económica de ambos padres, el conjunto de las obligaciones de éstos, teniendo como prioridad absoluta el interés superior del menor. En el caso de no ser posible establecer con certeza el monto de los ingresos del demandado, los jueces pueden estimarlo tomando en cuenta su posición social y económica pero en todo caso se presumirá que devenga al menos el salario mínimo oficial.

La sentencia que condene a una persona al pago de pensión alimentaria incluye el monto, la fecha y la forma en que se deberá pagar dicha pensión y también incluye una condena de dos años de prisión correccional la cual queda suspendida y condicionada al cumplimiento del pago establecido, lo que quiere decir que el condenado estará en libertad en tanto cumpla con su obligación de pago.

Es interesante notar que es posible hacer descontar el pago de la manutención de la nómina de trabajo de la persona que está obligada a pagarla.

Por error muchos piensan que solo los padres tienen la obligación de la pensión alimentaria a los menores. Sin embargo el Código del Menor expresa sin lugar a dudas que el menor tiene derecho a recibir alimentos de parte de su madre o padre o persona responsable. Sin dudas ni ambigüedades,  la responsabilidad es de ambos.

 




Deja un comentario