Sobre el cobro de deudas por juegos

por | agosto 23, 2016

Cobro de deudas por juegos de azar… ¿igual que cualquier otro cobro?

Hace unos pocos días se me acercó un amigo con la pregunta de que si existe alguna diferencia entre cobrar judicialmente una deuda por juegos de azar y cobrar una deuda por cualquier otro concepto. Es, de hecho, una pregunta muy interesante que quise compartir con ustedes.

En la República Dominicana, al igual que en Francia, existe una disposición legal de carácter general que establece que una deuda que se origina en un juego o apuesta está desprovista de protección legal. En ese sentido, el artículo 1965 del Código Civil establece textualmente que

La ley no concede ninguna acción por una deuda de juego, ni para el pago de una apuesta.

Así que, si usted tiene deudas por juegos y lo demandan, puede invocar el referido artículo 1965 para que sea rechazada la demanda. Esto se ha denominado “la excepción de juego”. Teniendo esto en consideración, ya vemos con más sentido la práctica de los centros informales de juegos de “retener” los jugadores, hasta tanto cubran sus deudas.

Sin embargo, el mismo Código en los artículos subsiguientes establece dos disposiciones que tienden a limitar los efectos del art. 1965. En primer lugar, se permite la acción de cobro en casos de juegos de carácter deportivos (carreras, tiro y actividades similares). Además se establece que el que hubiese perdido y paga voluntariamente una deuda de juego o apuesta, no podrá reclamar la devolución de dicho pago, salvo dolo o estafa.

Ley de Casinos

Es importante señalar que desde el año 1964 tenemos una ley de casinos en la República Dominicana. Existen actualmente numerosos casinos operando en nuestro país. Por tanto resulta evidente que una vez se obtiene la aprobación gubernamental para la operación de un casino de juegos, la disposición del art. 1965 del Código Civil no es aplicable a los cobros judiciales iniciados por los casinos. Por consiguiente un casino regulado puede válidamente reclamar el pago de deudas de juego.

Jurisprudencia

Aunque no pude encontrar jurisprudencias dominicanas sobre ese tipo de casos, sí existen de la Corte de Casación francesa. Particularmente una sentencia en ocasión de una demanda en cobro de un cheque sin provisión [CH Mixte 14 Mars 1980. Gaz Paz 1980, 1.290 Note Robin.]. Pero también en Francia ha sido negada constantemente la acción en cobro cuando puede establecerse que el casino o una tercera persona ha prestado dinero para incitar al cliente a continuar jugando [Civ Iere, 31 Janv. 1984, D. 1985, 40 Note Deiner, Civ Iere 19 Mar 1992, D. 1992, 494, Note Deiner.]

Vale decir que las soluciones dadas por los tribunales franceses, antes señaladas, podrían ser tomadas en consideración al momento en que los tribunales locales deban decidir casos similares ya que los precedentes judiciales franceses sirven de guía a los tribunales dominicanos para la solución de los casos que se someten a su consideración debido a que nuestro país adoptó en el 1844 los Códigos Napoleónicos que en gran parte aún siguen vigentes.

Deja un comentario